Herramientas para el trabajo de los procesos relacionales en educación

En Káeru llevamos tiempo recogiendo la inquietud y preocupación de diferentes grupos de profesionales que se dedican a la educación (maestros, profesoras, educadores, orientadoras…) a cerca de las dificultades y necesidades con las que se encuentran a la hora de llevar a cabo su labor diaria de acompañar a niños y niñas, adolescentes, personas adultas en su crecimiento y educación.

Y hay,  entre otras, tres cuestiones que han ido saliendo de forma reiterada:

  1. Necesidad de tener herramientas y estrategias para manejar y gestionar todos los impactos emocionales que viven en su tarea de educar personas:

    “Me encuentro sin herramientas para contactar con ese chico”.

    “Yo sé enseñar pero no sé casi nada de gestionar y sostener un grupo”.

    “Este año me toca ser tutor y no tengo habilidades para saber qué hacer cuando un chico me cuenta sus problemas. Y ni te cuento cuando tengo que hacer sesiones de tutoría que no sea dar la típica chapa”.

    “¿Qué hago cuando hay faltas de respeto violentas en el grupo?”

    “Me dijeron que tenía que separar lo profesional de lo personal y hay temporadas en las que no soy capaz”

    “Llega un momento a lo largo del curso en que estoy tan llena de la tarea diaria que mi agotamiento emocional me preocupa”

  2. Inseguridad que sienten en la relación con las familias a la hora de abordar vivencias familiares que están afectando el ámbito escolar, tanto a nivel académico como a nivel relacional:

    “Como le digo a esta madre que su hijo habla en clase de los gritos que hay en su casa”

    “Yo no entiendo nada de cómo la familia puede determinar la manera de ser de un chico o chica. Se me escapan esas cosas”

    “Me gustaría tener cuatro nociones básicas de eso de la pedagogía sistémica para manejarme mejor con las familias”

    “Es que yo no sé hasta donde tengo derecho a decirle a un padre según qué cosas. Quién soy yo para meterme ahí”

    “Llega un momento a lo largo del curso en que estoy tan llena de la tarea diaria que mi agotamiento emocional me preocupa”

  3. Tener herramientas para abordar cuestiones fundamentales y muy concretas en relación a la sexualidad y las redes sociales, entre otras, para las que no se sienten con una formación

    “¿Cómo puedo sacar lo mejor de las redes sociales a nivel educativo si casi yo no me entero de la mitad de cómo las usan?”

    “Las redes sociales: un temazo”

    “Y ni te cuento del tema de la educación sexual; yo necesito tener una base desde la que manejarme porque se me escapa”

    “El tema es cómo prevenir desde edades tempranas y no solo intervenir cuando ya se da el desastre”

Entendiendo y detectando estas necesidades comunes en los profesionales, en Káeru hemos desarrollado una formación específica que ofrece, diferentes  módulos  experienciales  grupales para:

  • Entender y vivenciar los procesos emocionales que subyacen en la relación educativa.
  • Aportar una comprensión de los principios sistémicos, sus dinámicas principales y la puesta en práctica.
  • Adquirir herramientas de trabajo y comprensión para el abordaje de situaciones conflictivas o de bloqueo que experimentamos en el trabajo individual y grupal.
  • Y propone dos talleres especializados donde poder adquirir herramientas para el trabajo con la sexualidad y las redes sociales.

Si eres profesional de la educación estaremos encantados de escuchar y apoyarte para ofrecerte herramientas que mejoren el desarrollo de tu labor educativa.

Más información
2018-05-22T07:28:50+00:00

Deje su comentario