“Diario de una aprendiz” DISFRUTANDO

Se puede disfrutar del trabajo duro, de darlo todo y de prestar todo tu ser cuando la causa es apasionante. Yo soy de darlo todo allá donde voy, no quiero dejar de demostrar cuánto puedo aportar. Mi hermana, que me conoce mucho, me advirtió los primeros días: “cuidado con querer darlo todo durante todo el tiempo”. Es verdad, es peligroso, te puedes quedar sin nada para ti misma, pero es que a veces darlo todo significa recibir el doble, aprender cuestiones infinitas y multiplicar tu felicidad. También me dijo que me permitiese relajarme y eso de verdad que lo he intentado con todas mis fuerzas y creo que lo estoy consiguiendo porque ella misma me dijo que cuando calmase mi nervio sería cuando mejor podría absorber lo de mi alrededor. Creo que estoy absorbiendo infinito, así que, gracias Judith.

Yo soy Maite, estudiante de 4º de Pedagogía. Por unas cosas y por las otras, he llegado a ser una aprendiz de las educadoras de Káeru. Soy una alumna en prácticas, oyente, y, de momento espectadora. Siento que lo aprendido en la carrera es a veces esencial, otras veces innecesario o repetitivo y, casi siempre, totalmente ajeno y lejano a la realidad del alma del aprendizaje. Por ello, ahora mismo me siento totalmente agradecida de que me acojan en Káeru para enseñarme un nuevo camino de ideas, conceptos, formas relacionales y, sobre todo, espíritu de enseñanza. Rakel, me ha ofrecido plasmar esta vivencia en un formato de diario o blog. Ello me va a ayudar a estructurar el volumen de aprendizaje que vaya adquiriendo y, también, a explicar a todas las personas que se acerquen a mi qué es Káeru y qué podemos aprender aquí.
2020-02-25T13:21:56+00:00

Deje su comentario